Crisis de la lactancia ¿Qué son?

Aug 23, 21
Crisis de la lactancia ¿Qué son?

Los brotes de crecimiento, también llamadas crisis de lactancia, son cambios en el comportamiento de nuestros bebés que ocurren mientras los amamantamos.


Puede que lo rechace, se distraiga mientras come, quiera comer todo el tiempo, juegue con tu pezón (lo muerda, lo estire o lo suelte) o que llore mientras come. A raíz de todo esto puede que pienses que estás haciendo algo mal o que tu bebé no se alimenta correctamente.


Distintos pediatras de la Academia Nacional de Medicina en México explican que se debe a un desajuste en la cantidad de leche que producimos y la que nuestro bebé quiere tomar. A medida que él crece, sus necesidades alimenticias aumentan y nuestro cuerpo debe adaptarse a esta nueva demanda. Este comportamiento es completamente normal y no hay nada de que alarmarse, la mayoría de las madres y los bebés lo pasan.


Existen distintas etapas en las que estas crisis pueden ocurrir y están bien marcadas por el crecimiento notorio de nuestros bebés.

Primera crisis

Ocurre a los 15 días de su nacimiento, su crecimiento ha sido constante y está adaptándose al mundo por lo que su necesidad de más alimento es normal. Durante este periodo tu bebé querrá estar pegado a tu pecho todo el día para estimular la producción de más leche, y durará así de 2 a 3 días.

Segunda crisis

Sucede al mes y medio, ya que su sistema digestivo ha madurado y necesita de más grasas y proteínas para seguir creciendo. La leche se modifica para nutrirlo correctamente y su sabor cambia, la inquietud de tu bebé terminará cuando se acostumbre al nuevo sabor.

Tercera crisis

Tiene lugar a los 3 meses que es cuando los sentidos auditivos, visuales y digestivos mayor desarrollo tienen. Al estar experimentando situaciones nuevas, puede que se distraiga con cualquier cosa.


Además su capacidad de succionar también aumenta, por lo que puede vaciar el pecho en muy poco tiempo. Es decir, come más pero en menos tiempo.

Estas crisis duran de 2 días a 1 semana, solo es cuestión de que tu bebé se adapte a sus nuevas etapas de crecimiento. Es importante que no tomes estos periodos como una señal para abandonar la lactancia ¡Es sólo un periodo de cambios!


Tampoco te desanimes ni pienses que estás haciendo algo mal, todas las lactancias son diferentes y todos los bebés se adaptan al mundo a su manera.


Consulta todas tus dudas con tu pediatra de cabecera y pídele consejos para sobrellevarlas. Puede brindarte ejercicios de estimulación y te brindará información acertada sobre los cambios en tu bebé.


¡No dudes de tu capacidad de amamantar! La paciencia, confianza y buena orientación son la clave.


REFERENCIAS

https://www.bebesymas.com/embarazo/18-alimentos-que-estan-prohibidos-durante-embarazo-pueden-perjudicar-a-tu-bebe

https://cuidateplus.marca.com/familia/bebe/diccionario/lactancia-materna.html

https://www.tuasaude.com/es/que-no-comer-durante-la-lactancia/

https://www.healthychildren.org/Spanish/ages-stages/baby/breastfeeding/Paginas/storing-and-preparing-expressed-breast-milk.aspx