Métodos de alimentación complementaria

Dec 12, 21
Métodos de alimentación complementaria

Conforme nuestro pequeño va creciendo, muchas partes de su cuerpo también van desarrollándose. Uno de ellos es su estómago, el cual ha madurado y ahora es capaz de tolerar otro tipo de alimentos.


Después de los 6 meses de edad debemos cerrar el ciclo de la etapa lactante exclusiva y comenzar el proceso de introducción de alimentos sólidos a la dieta.


Ahora podrá absorber los nutrientes que necesita para crecer de otros alimentos como las frutas, verduras, cereales y proteínas.


Para comenzar la alimentación complementaria podemos hacerlo por medio de 3 métodos como:

  • Baby-Led Weaning (BLW), consiste en esperar a que nuestro bebé se sienta preparado para comer y ya no tenga el reflejo de extrusión (escupir todo aquello que no sea leche).

    Le brindaremos alimentos sólidos a trozos, preparados de tal manera que estén suaves y sean seguros para comer. Será a demanda del bebé,
     es decir, cada que nos pida de comer lo haremos.

  • Papillas, es la manera más tradicional de alimentar a nuestro pequeño. De esta manera iremos modificando las texturas según su crecimiento, comenzaremos con las más suaves hasta las más firmes.

  • Papillas, es la manera más tradicional de alimentar a nuestro pequeño. De esta manera iremos modificando las texturas según su crecimiento, comenzaremos con las más suaves hasta las más firmes.


  • Bliss (Baby Led Introduction to Solids), es considerado un método mejorado del BLW en que se combina el BLW y las papillas. Consiste en hacer partícipe al bebé de la hora de la comida familiar, para que pueda desarrollarse socialmente con nosotros y reconozca esta nueva forma de alimentarse al vernos hacerlo.

    Él tomará los alimentos con su mano y los consumirá hasta que se sienta satisfecho. También se irá progresando con las texturas, en un principio deberán ser trozos pequeños y suaves, y después un poco más grandes y más firmes.

    Es importante que pruebe los alimentos de manera individual y no revueltos como en un puré para que conozca su sabor y podamos identificar si le gusta o no o si desarrolla alguna alergia.

Independientemente del método que elijamos para comenzar la introducción de alimentos sólidos, es recomendable que se comience con las verduras para que tomen gusto por ellas. Después por los cereales, las proteínas y finalmente las frutas.


Recuerda tomar esta decisión siempre siguiendo las recomendaciones de tu pediatra, ella te guiará y te platicará más sobre estos métodos. También podrá orientarte más sobre los alimentos más recomendables para que tu bebé pruebe primero.