Cómo esterilizar una mamila en casa

Dec 27, 21
Cómo esterilizar una mamila en casa

Cómo esterilizar una mamila en casa

La limpieza de los biberones de nuestro pequeño comprende una parte fundamental de la rutina diaria, ya que de esta manera podemos evitar que se enferme.


Tenemos que tomar en cuenta que ellos apenas están adaptándose a este nuevo mundo y sus defensas no son iguales a las de nosotras.


Mantener las mamilas limpias y esterilizadas es muy sencillo y no necesitas de aparatos especiales.


Para lavarlas: 

  1. Desmonta el biberón cuidadosamente para no dañar ninguna pieza.
  2. Enjuaga todas las piezas con agua tibia para quitar los restos de leche. Si la leche ya se ha secado, deja remojando al menos 10 minutos.
  3. Con una fibra suave y jabón de trastes talla el exterior de las piezas.
  4. Después, con un cepillo especial para biberones talla el interior. Si tu biberón tiene partes pequeñas (sistemas anti cólicos) puedes limpiarlas con un cepillo para popotes.
  5. Enjuaga con abundante agua para quitar todos los restos de jabón.
  6. Deja secar en una rejilla para trastes

¡Ojo! Destina una fibra y cepillo únicamente para este uso, no laves otra cosa con estos utensilios para no contaminarlos.


Tampoco uses soluciones líquidas, antibacteriales o desinfectantes de verduras para el lavado, pueden ser tóxicos para nuestros pequeños. Con jabón de trastes sin cloro es más que suficiente.



Biberón Limpieza Rutina

Para esterilizarlas: 

  1. Coloca agua en una olla a tres cuartas partes de esta. De preferencia que sea de garrafón o filtrada.
  2. Ponla sobre la estufa y a fuego medio deja que hierva (Esto puede demorar hasta 15 minutos).
  3. Una vez que esté hirviendo, coloca dentro las partes desmontadas de los biberones. Procura que no se toquen entre estas o con los bordes de la olla, esto para evitar que se deformen.
  4. Déjalas dentro por solo 5 minutos.
  5. Sácalas con ayuda de unas pinzas para no quemarte y déjalas secar en una rejilla.
  6. Cuando estén completamente secas, guárdalas en un recipiente o caja plástica con tapa para mantenerlas siempre limpias.

¡Ojo! Realiza este tipo de esterilización con aquellos biberones que soporten altas temperaturas, puedes checar sus especificaciones en el reverso de sus empaques o en el sitio web del fabricante.


También destina una olla solo para esta actividad para evitar contaminación por alimentos.


No desperdicies el agua, cuando se enfríe puedes darle un segundo uso. Utilízala para regar tus plantas, lavar o para descargar el inodoro.


Esterilización Temperatura