Ventajas de la faja postparto

Sep 22, 21
Ventajas de la faja postparto

La faja postparto es una prenda que se utiliza generalmente para darle soporte al abdomen y a la espalda. Su forma permite adaptarse a nuestro cuerpo y ejerce un poco de presión sobre este.


Después de dar a luz, nuestro cuerpo atraviesa otro periodo de cambio en el que trata de volver a sus proporciones normales. Para que este proceso sea más rápido y menos doloroso, muchos especialistas nos recomiendan usar una faja.


Existen de muchos tipos y cada una cumple con funciones diferentes. Algunas solo envuelven el abdomen, otras también incluyen a las piernas y ejercen diferentes tipos de presión.


Antes de tomar tu decisión sobre si usarla o no, recuerda tener la aprobación previa de tu ginecólogo o ginecóloga. Incluso pueden orientarte para que adquieras una que se adapte a tus necesidades.


Entonces ¿En qué nos ayudará la faja?

  • Reduce los dolores postparto

La presión que la faja ejerce sobre nuestro abdomen y espalda hace que el dolor en estas zonas se disemine.

También ayuda a recuperarnos de la diástasis abdominal, es decir, ayuda a que los músculos abdominales que se separaron durante el embarazo regresen a su posición.

Por otro lado, nos da un soporte de firmeza que nos permite mantener una postura erguida.

  • Ayuda a que nuestro útero regrese a su lugar

Durante el embarazo nuestro útero aumenta hasta 10 veces su tamaño habitual para poder albergar a nuestro bebé. Después del parto, debe recuperarse.

La faja ayudará a que el útero recupere su tamaño de manera más rápida y se coloque en la posición fisiológica adecuada.


  • Promueve la cicatrización

En caso haber dado a luz por medio de una cesárea, el uso de una faja favorecerá una rápida cicatrización. Permitirá que la herida se mantenga cerrada y protegerá las suturas.

Para que este punto funcione se recomienda utilizar una faja de vendas o de tela porosa para que permita la transpiración de la piel. Ten mucho cuidado al retirarla para que no jales los puntos de la sutura.



  • Recuperas más rápido la movilidad

Al utilizar una faja nos sentiremos más cómodas al realizar nuestras actividades diarias, pues nos dará confianza de movernos con normalidad.

¡Ojo! Aunque estés usando la faja y te muevas como antes del embarazo, no debes levantar objetos pesados ni hacer ejercicios que te hagan estirarte demasiado (esto podría promover la diástasis abdominal, aumenta las posibilidades de crear hernias o se puede abrir tu herida de la cesárea).

Es importante que su uso no sea prolongado, toma descansos y no la utilices durante la noche (A menos que tu médico lo indique). De esta manera, no perderás la fuerza y elasticidad muscular y tampoco debilitarás tu suelo pélvico.