¿Puedo ejercitarme estando embarazada?

Sep 22, 21
¿Puedo ejercitarme estando embarazada?

El ejercicio es una actividad fundamental que debemos realizar en cualquiera de nuestras etapas de desarrollo, ya que fortalece nuestros cuerpos, nos mantiene flexibles y activa nuestro cerebro.


Existen muchos mitos alrededor del embarazo y el ejercicio, muchos opinan que las embarazadas no debemos realizarlo porque puede poner en peligro a nuestro bebé o podemos adelantar el parto. Sin embargo, todo esto es completamente falso.


Si bien, hay cierto tipo de ejercicios que deben evitarse (como el ejercicio con mucho peso), no se tiene que eliminar esta práctica de nuestra rutina.


Ejercitarse trae muchos beneficios como:


  • Te sentirás mejor

Conforme nuestra barriga comienza a crecer, la comodidad va disminuyendo debido a que la movilidad del cuerpo se limita.


Ejercitarnos nos ayudará a mantener la flexibilidad, aliviará los dolores de espalda baja, mejorará nuestra postura y tonificará músculos de la espalda, glúteos y muslos.


También regulará nuestras emociones y nos hará sentir de mejor humor, ya que se liberan endorfinas ¡Podremos liberar el estrés y calmaremos la ansiedad!


Recuerda que los constantes cambios hormonales que sufrimos provocan desbalance en nuestro estado anímico.

  • Nos veremos mejor

Al hacer ejercicio, el flujo sanguíneo de nuestro cuerpo aumenta hacia nuestra piel haciéndola lucir más radiante. También puede ayudarnos a reducir el acné que el embarazo nos pudo haber causado.

  • Prepararemos nuestro cuerpo para el parto

El ejercicio fortalecerá nuestra capacidad pulmonar permitiéndonos controlar mejor las respiraciones a la hora del parto.

Los músculos fuertes y tonificados estarán mejor preparados para las contracciones, dando como resultado una mejor tolerancia al dolor. Esta última parte es muy importante si se tiene un parto prolongado.

  • Reduciremos el riesgo de complicaciones

Seguir un programa regular de ejercicios cuando estamos embarazadas evitará que desarrollemos padecimientos que pueden complicar la gestación como la preeclampsia o la diabetes gestacional.

Además se puede reducir el tiempo del trabajo de parto, aunque cabe mencionar que esto depende de cada tipo de cuerpo.

  • Se activará nuestro cuerpo

Los movimientos que nuestro realiza durante el ejercicio provocan que los sistemas internos se activen haciendo que nos sintamos mejor después de terminar nuestra rutina.

Nos sentiremos más productivas, la hinchazón de las extremidades (sobre todo de las piernas) disminuirá, nuestro metabolismo se acelerará y el riesgo de estreñimiento se reducirá notablemente.